Lo buscaban desde el día de las velitas y llevaba 3 días durmiendo debajo de la cama pasando “el guayabo”.

La esposa de Wenseslao Mendoza desesperada porque no encontraba a su marido llamó a los familiares para que lo buscaran en las clínicas, hospitales y calles de la ciudad de Barranquilla ya que desde el 7 día de las velitas que se fue a tomar con sus amigos no aparecía.

La mujer angustiada no sabía del paradero de su marido y decidió llamar a a sus familiares para que le brindaran ayuda. lo primero que se les ocurrió fue buscar en la casa donde este residía al sur de ‘La Arenosa’.

El desconcierto por parte de sus familiares vino cuando luego de pedirle al dueño del inmueble abrir la puerta con la llave de respaldo que tenía y violentar un pasador interno para poder acceder, encontraron al joven durmiendo plácidamente con tapaoídos lo que seguramente dificultaba que escuchara cuando le golpeaban o la llamaban, y no solo esto el joven se encontraba de bajo de su cama según él para tener mas intimidad con su “guayabo”.

“Yo lo ví que entro en la madrugada tipo 3 de la mañana, venía bastante borracho, sin embargo podía caminar, entró y de ahí en adelante no lo vi más, después vino la familia que para que abriera la habitación porque no sabían nada de el, ellos le golpearon duro en la puerta porque yo no quería abrir, lo intentamos pero es que desde adentro hay un pasador, entonces les dije que le informaran a la policía porque uno nunca sabe que haya podido suceder” contó el propietario del lugar quien también asegura que el joven perdió el celular en la noche de “perreo intenso y ñeque corrido” lo que imposibilitó que sus familiares pudieran comunicarse con el, afortunadamente no fue nada grave, tan solo un sueño de cerca de 72 horas, pero su familia teme que esté padeciendo el Síndrome de Kleine Levin o la bella durmiente como se le conoce a este trastorno por lo que lo llevarán para hacerle chequeos médicos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*