Sin gente y a metros: Dolorosa despedida de los médicos fallecidos por Covid-19 en el país

El Covid-19 ya ha cobrado varias víctimas fatales en el territorio nacional, pero este fin de semana Colombia se despidió de dos héroes con batas blancas que lucharon hasta el final por la vida de los otros.

William Gutiérrez y Carlos Nieto fueron los primeros médicos en perder la vida por este virus en el país, noticia que dejó una profunda tristeza entre los ciudadanos y el personal de salud, quienes lo despidieron entre aplausos y lágrimas.

Gutiérrez, de 59 años, fue detectado con el virus y sufría de diabetes, esto complicó su salud. Mientras que Nieto, de 33, trabajaba en cuidados intensivos de la clínica Clínica Colombia Colsánitas, donde se presume contrajo la enfermedad que lo llevó hasta su partida.

Lo difícil para sus familiares y compañeros es que no pudieron asistir a un sepelio común, pues las personas que fallecen con Covid-19 deben ser sepultadas o cremadas de inmediato. Además, solo se permite la presencia de pocos familiares en el lugar.

El cuerpo tiene una preparación especial, pues no se le practica autopsia, debe introducirse en tres bolsas y ser depositado de inmediato en un ataúd para, posteriormente, sellarlo, como lo reseñó Semana.

Los familiares de las víctimas no pudieron ver sus cuerpos ni acompañar el féretro unas horas, como es costumbre, solo podían verlo con una distancia de 15 metros. El cementerio ‘Jardines de Paz’ fue el elegido para darle el último adiós a quienes fueron condecorados como héroes.

Los padres de Carlos Nieto estuvieron presente en las exequias de su hijo, mientras que el hermano y la cuñada de William Gutiérrez fueron los únicos en darle el último adiós a su ser querido. Todos debían seguir el protocolo, además, usar guantes y tapabocas.

Solo les dieron un tiempo a las familias para su despedida, pues rápidamente los cuerpos fueron trasladados a la sala de cremación.

De una despedida llena de aplausos al salir del hospital entre la tristeza de sus compañeros, hasta un desolado cementerio con la tristeza de solo dos familiares, así fue el último adiós de estos médicos que dieron todo por salvar vidas en esta época de coronavirus.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*